Tag Archive for Misión Biológica de Galicia

El CSIC estudia la presencia de hongos en el aire y la existencia de razas con distintos niveles de agresividad en los viñedos gallegos

Colaboración de: Martínez, M.C.*; Santiago, J.L.; Alfonso Villaverde, V: Gago, P.; y Boso, S. *Misión Biológica de Galicia (CSIC)

 

Las condiciones climatológicas de Galicia, con alta humedad relativa y temperaturas suaves, favorecen el desarrollo de hongos, como los responsables del Mildiu y de la Podredumbre gris. El Oidio, aunque tiene menos importancia en Galicia, debido a las condiciones que necesita para su desarrollo, en años cálidos provoca también pérdidas considerables, sobre todo en algunas zonas del interior de Galicia (Ribeiro y Ribeira Sacra, principalmente), y sobre algunas variedades autóctonas especialmente sensibles a este hongo.

Por otro lado, los tratamientos utilizados año tras año se vuelven cada vez menos eficaces y no presentan el resultado que se esperaba de ellos. El poder caracterizar y conocer la concentración de esporas de estos hongos, en cada zona vitícola en particular, y saber si realmente existen razas diferentes dentro de cada uno de ellos, con distintos niveles de agresividad, permitirá conocer el riesgo real de aparición de estas enfermedades y, por tanto, ayudaría a reducir el número de tratamientos fitosanitarios, o a aplicarlos de una forma más racional y eficaz.

Esto contribuirá al aumento de la rentabilidad del cultivo (ahorro en productos fitosanitarios, disminución de pérdidas de cosecha), además de reducir el impacto ambiental. Con el objetivo de encontrar respuesta a las cuestiones planteadas, el grupo de Viticultura de la Misión Biológica de Galicia (CSIC) inició en 2012 un proyecto que cubre el estudio de estos aspectos y que está íntegramente financiado por la Fundación Juana de Vega.

TratamientoViñas

Conocer la concentración de esporas de hongos y si existen razas diferentes dentro de cada uno de ellos ayudará a que los tratamientos sean más eficaces

 

Durante el pasado año 2012, se recogieron esporas de cada uno de estos hongos en el aire, a partir de captadores de esporas, instalados en diferentes viñedos gallegos (D.O. Rías Baixas, Ribeiro, Ribeira Sacra, Monterrey y Valdeorras) en los que se cultivaban las variedades mayoritarias de cada zona (Albariño, Treixadura, Mencía, Dona Branca y Godello). Posteriormente, se realizaron estudios de microscopia y de ADN. Además, en cada una de las zonas vitícolas, se disponía de una estación agroclimática que recogía datos climáticos (temperatura del suelo y del aire, precipitación, humedad relativa, etc.).

Los primeros resultados indicaron que el hongo responsable de la Botrytis fue el que presentó la mayor concentración de esporas en el aire, seguido del Oidio y del Mildiu. Monterrei y Ribeira Sacra fueron las áreas donde se alcanzaron los niveles más altos, sobre todo en primavera y a finales de verano. Además, se observó cómo determinadas condiciones climáticas favorecen una mayor incidencia de estos hongos en las variedades, e incluso se observó que dentro de un mismo viñedo, según la orografía del terreno, había una gran diferencia en la concentración de esporas de los distintos hongos.

Se ha visto también que, en general, se producía una mayor concentración de esporas en las zonas más elevadas del aire, que en las más bajas, lo que significa que las plantas establecidas en sistemas de conducción más altos (emparrado, cordón alto), se verían más expuestas al hongo, que las que se encuentran en conducciones más bajas. Otra de las observaciones más destacables fue que el aumento de la presencia de esporas de Botrytis parecía estar relacionado con la disminución de las de Mildiu, lo que nos ha hecho sospechar de la existencia de un cierto antagonismo entre ambos tipos de hongos.

Por otra parte, los estudios de ADN y microscopía, desvelaron la existencia de diferentes razas en algunos de los patógenos analizados: dos en el caso de la Botrytis (una de ellas presente en las cinco zonas estudiadas y la otra solo en Rías Baixas), una en el del Oidio y varias razas en el caso del Mildiu. El siguiente paso de la investigación versa sobre el estudio de la agresividad de cada una de las diferentes razas aisladas, en las cinco variedades. Este estudio se lleva a cabo en laboratorio e invernadero, mediante inoculación artificial.

Agradecimientos

Este trabajo ha sido financiado íntegramente por la Fundación Juana de Vega. Cuenta, asimismo, con la colaboración de Bodegas Terras Gauda (D.O. Rías Baixas), Adegas Moure (D.O. Ribeira Sacra), Virxen de Galir (D.O. Valdeorras), Pazo Casanova (D.O. Ribeiro), y un viticultor particular (Félix Estévez Cisterna, D.O. Monterrei). Han participado como técnicos de apoyo Mª Soledad Taboada, Iván González y Elena Zubiaurre.

El albariño y la selección clonal para la mejora de la viticultura en la D.O Rías Baixas

Hoy os acercamos un resumen del relevante proceso de estudio y selección de clones de albariño llevado adelante en la Misión Biológica de Galicia durante los últimos cinco años. Un trabajo que permitió identificar con rigor científico las características de esta variedad e identificar vides centenarias cuya resistencia a las enfermedades los convertían en ejemplares para su conservación. De ellas se seleccionaron 11 clones que se plantaron en las instalaciones de la Misión Biológica y que han sido objeto de estudios, comparativas y numerosos trabajos publicados en libros y artículos. De ellos, el grupo de investigación, ha elegido dos, CSIC-02 y CSIC-07, para su venta exclusiva a los viticultores adscritos a la D.O. Rías Baixas, tal y como se establece en el convenio firmado en fechas recientes.

“Albariño es una variedad utilizada desde la antigüedad en Galicia y Norte de Portugal, en este caso bajo el nombre de Alvarinho. La aprobación de la Denominación de Origen (D.O.) Rías Baixas en el año 1988, impulsó la creación de numerosas bodegas dotadas de las más modernas tecnologías, que utilizaban la citada variedad para la elaboración de vinos monovarietales. Pronto comenzaron a alcanzar el éxito, lo que ocasionó una fuerte demanda y un considerable aumento del precio de la uva de Albariño. Esto hizo que se iniciara una gran reestructuración vitícola con el establecimiento de grandes plantaciones, en las que se sustituían las variedades de baja calidad por Albariño. Dicha reestructuración se llevó a cabo con planta estándar, recogida directamente en viñedos vecinos o en emparrados, ya que no existía selección clonal alguna. Sin embargo, unos años antes de la aprobación de la D.O. Rías Baixas, el Dr. Mantilla (investigador del CSIC), intuyendo la necesidad, que en poco tiempo se iba a producir, de planta de Albariño seleccionada,  había iniciado con la Dra. Martínez (que por entonces daba los primeros pasos en su carrera científica), una selección clonal de Albariño.

El trabajo comenzó con un profundo estudio ampelográfico (botánico) de la variedad, ya que no existían datos al respecto, con un mínimo rigor científico y eran  numerosas las dudas y la confusión existente en torno a sus características típicas, sus sinonimias, homonimias, origen etc. Una vez se tuvieron claras las características ampelográficas de esta variedad, se planificaron y llevaron a cabo numerosos recorridos por toda Galicia (incluyendo las cuatro provincias), con el objetivo de buscar plantas centenarias (200-300 años), que además no mostrasen síntomas externos de virosis. Se marcaban sólo plantas centenarias, porque pensábamos que si esos ejemplares habían resistido la llegada de la Filoxera, el Oidio, el Mildíu y algunas otras enfermedades, y seguían vivos y produciendo vinos de excelente calidad, algo había en ellos que los hacía menos sensibles a las citadas enfermedades (como posteriormente demostramos) y dignos de ser conservados por los viticultores, durante generaciones.

Así, se localizaron y marcaron, alrededor de 50 plantas centenarias de Albariño. Durante cinco años se hizo un completo estudio y seguimiento in situ, de cada una de estas cepas y finalmente se seleccionaron 11 de ellas que mostraban diferencias a nivel ampelográfico o agronómico, o de sensibilidad a distintas enfermedades y que recogían toda la variabilidad observada en campo. Réplicas de cada uno de estos 11 clones diferentes, fueron plantadas en la parcela de la Misión Biológica de Galicia (CSIC) en el año 1993. Desde entonces se han mantenido en igualdad de condiciones, para poder llevar a cabo estudios comparativos, eliminando las diferencias debidas a los factores: clima, suelo, manejo de cultivo, etc. De esta manera se realizaron nuevos estudios ampelográficos, y agronómicos, moleculares y de resistencia natural a Mildiu y otros hongos.

Los resultados de estos trabajos se encuentran publicados en varios libros (a disposición del público) y más de cuarenta artículos en diferentes revistas científicas, avalados por prestigiosos revisores internacionales. Uno de estos libros está dedicado exclusivamente a la descripción de estos clones y a referir todo el proceso de selección (Martínez et. al., 2005). De los 11 clones estudiados, 5 de ellos han sido certificados y son los que acaban de salir recientemente al mercado con los nombres de CSIC-01, CSIC-02, CSIC-07, CSIC-08 y CSIC-09. De ellos, el grupo de investigación, ha elegido dos, CSIC-02 y CSIC-07, para su venta exclusiva a los viticultores adscritos a la D.O. Rías Baixas, tal y como se establece en el convenio firmado por el actual Presidente de la D.O. y representantes del CSIC. El primero de éstos clones ha sido elegido por ser el menos productivo de los cinco, tanto por lo que se refiere al índice de fertilidad como por el número de racimos, peso de éstos, etc. Es el de maduración más temprana de todos ellos, presenta muy buenas características en cuanto a graduación alcohólica, acidez y otros parámetros del mosto. En comparación con el resto de clones certificados, es poco sensible en racimo a Mildiu, Oídio y Botrytis, y presenta una sensibilidad media-baja, en hoja, a estas tres enfermedades. El segundo clon elegido es el menos sensible a Mildiu, Oídio y Botrytis. Aunque es el más fértil y productivo de los cinco, se mantiene en unos niveles aceptables de producción. Presenta buenas características de grado alcohólico, acidez y otros parámetros. Los tres clones restantes, presentan características intermedias entre éstos dos, en cada uno de los aspectos estudiados.

El valor de éstos cinco clones radica no sólo en el hecho de estar “certificados” (libres de aquellos virus que establece la normativa), sino en el hecho de estar avalados por datos (agronómicos, resistencia a enfermedades, características del mosto y vino…) de muchos años, siguiendo un riguroso método científico y habiendo sido realizado el trabajo por científicos de reconocida especialización y experiencia en el tema.

Conocedores de la confusión existente entre la selección clonal realizada en el CSIC y la realizada por Bodegas Terras Gauda S.A., es necesario aclarar que en el año 2001, ésta bodega encargó al mismo equipo de viticultura del CSIC un estudio sobre 115 clones que conservaban en su parcela, y que eran fruto (según ellos nos informaron) de una prospección realizada en la provincia de Pontevedra, por personal adscrito a la bodega. Durante varios años, el equipo de investigación completó este trabajo, que incluso fue merecedor del Premio de la Real Academia Gallega de las Ciencias al mejor trabajo de investigación 2009, pero una vez más queremos insistir en que nada tienen que ver los clones de Albariño de Bodegas Terras Gauda con los del CSIC (Misión Biológica de Galicia), que están certificados y ahora salen a la venta, tras más de 25 años de investigación.

 

Martínez, M.C.; Boso, S.; Santiago, J.L.; Alonso-Villaverde, V.; Gago, P.

Misión Biológica de Galicia (CSIC),

Agradecimientos

Algunas partes de todos estos trabajos han sido financiados por el “Ministerio de Ciencia y Tecnología” (HP2000-0032, RF02-004-C5-2), Bodegas Terras Gauda S.A., Xunta de Galicia (PGIDIT02TAL06E), Consejo Regulador de la D.O. Rías Baixas, Diputación Provincial de Pontevedra. Se agradece la colaboración a los técnicos Elena Zubiaurre, Iván González y Mª Soledad Taboada.

Referencias Bibliográficas

Martínez, M.C., S. Boso, y J.L. Santiago. 2005. Los clones de Albariño (Vitis vinifera L.) seleccionados en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Departamento de Publicaciones del CSIC, Biblioteca de Ciencias: No. 19 Madrid, España.